Inicio
Share on Facebook
Share on Twitter
Share via e-mail

Información

Durante la relación sexual, el preservativo femenino se utiliza para evitar el embarazo no deseado y ayuda a reducir el riesgo de enfermedades de transmisión sexual.


El preservativo femenino consiste en una funda delgada, transparente y suave que se introduce en la vagina de la mujer antes del coito, para que así durante la penetración el pene permanezca cubierto y el semen se pueda almacenar en el condón.

Inicio

Información

Como funciona

Ventajas

Blog

El preservativo está lubricado y tiene dos anillos, uno en cada extremo. De manera similar a cuando se coloca un tampón, el anillo más pequeño debe introducirse en primer lugar en la vagina hasta la parte más profunda. El otro anillo de mayor tamaño, junto con una pequeña parte del preservativo, debe permanecer en el exterior de la vagina, aplanado sobre los labios mayores de la vulva.


Siempre se debe colocar antes de la penetración o de que el pene contacte con la vagina o la vulva. Durante la penetración debe evitarse el desplazamiento del preservativo sobre vagina y asegurarse de que el pene no se coloque entre el preservativo y la vagina.


A la hora de quitarlo, tras haber finalizado el coito, el anillo exterior ha de ser retorcido y estirado con suavidad.


El preservativo femenino es en un 95% efectivo.

Información Información Como funciona Como funciona Ventajas Ventajas Blog Blog Información Como funciona Blog Ventajas